Inicio

Contáctenos

Envíenos su receta

Recetario completo

Búsqueda avanzada de recetas

Receta de la semana

Todos los ingredientes

Trucos y consejos

Diccionario gastronómico

Herramientas y utensilios

Salud y nutrición

Links relacionados

Intercambio de links

 




Visítenos también en:
google okut  hi5  Bebo  sonico 

BIO-LIMPIEZA FÁCIL

La limpieza es el conjunto de operaciones que hacemos diariamente para eliminar la suciedad (visible o microscópica) de una superficie. Operaciones necesarias para mantener una buena salud  y por consiguiente mejorar la estética del hogar.

Desafortunadamente casi todas las sustancias que utilizamos en la limpieza doméstica son tóxicas y contaminantes tales como los quitamanchas, blanqueadores, ambientadores, disolventes, lavavajillas, abrillantadores, quita grasas, desatascadores, limpia vidrios etc. debido a que creemos que nos dan facilidad aunque a la larga sean un arsenal químico muy costoso dentro de cada casa.

Aquí mencionaremos cómo y dónde puede usar los productos de limpieza biodegradables ya sea en la cocina (pisos, paredes, ventanas), en las herramientas y utensilios o en los ingredientes que usa para hacer las recetas.

Darle un vistazo a la lista de productos de limpieza biodegradables puede darle un concepto distinto de la limpieza proporcionándole información valiosa que influye directamente en su salud y nutrición.

Es muy importante ver el etiquetado de los productos de limpieza antes de comprarlos, así se asegurará que compra productos que no atentan contra su salud ni tampoco dañan el medio ambiente.
La limpieza de la cocina y de todos los recipientes y superficies en ella es de vital importancia a la hora de preparar sus recetas.

Aquí están los trucos y consejos además de  los productos de limpieza biodegradables  más usados, sencillos, económicos y que aplicados adecuadamente, NO son tóxicos.

Bienvenidos

Equipo Cocina fácil
www.cocinafacil.okidoki.com.co

Si quiere compartir trucos o consejos que le funcionen en la limpieza de la cocina o de los alimentos, acceda a nuestro foro al final de cada página o contáctenos.

Utensilios de cocina disponibles AQUI

 

TEMAS

HERRAMIENTAS Y PRODUCTOS DE BIO-LIMPIEZA

LIMPIEZA DE HERRAMIENTAS Y UTENSILIOS

LIMPIEZA DE SUPERFICIES, MUEBLES, PISO Y PAREDES DE LA COCINA

LIMPIEZA, ORGANIZACIÓN Y CONSERVACION DE ALIMENTOS

**************************************************************************************************************************************************

LIMPIEZA DE HERRAMIENTAS Y UTENSILIOS


-Cómo limpiar las ollas y sartenes quemados?

-Cómo limpiar las herramientas y utensilios de madera? (tablas para cortar,    cucharas, rodillos, tenedores, morteros, bateas entre otros)

-Cómo limpiar la brochas?

-Cómo limpiar la batidora?

-Cómo limpiar herramientas y utensilios muy grasosos?

-Cómo brillar utensilios de acero?

-Cómo limpiar la cafetera? -Cómo limpiar la máquina de moler carne? -Cómo limpiar el lavaplatos de acero inoxidable?

-Cómo limpiar el horno microondas?

-No tiene tiempo para lavar la vajilla?

***********************************************************************************************************************************************

LIMPIEZA DE HERRAMIENTAS Y UTENSILIOS


-Cómo limpiar las ollas y sartenes quemados?
Las ollas y sartenes que no tengan teflón o no sean antiadherentes y por alguna razón tengan una costra de comida quemada y pegada en el fondo generalmente, pueden ser limpiados así:

Truco 1: Poner agua dentro de la olla (no importa si es fría o caliente, la que salga de su llave o grifo), déjela actuar un rato, por lo menos más de 2 horas, o toda una noche. Pasado ese tiempo, tomar una cuchara de palo, preferiblemente plana para tratar de despegar la costra removiendo fuertemente el fondo.
Vaciar la costra al recipiente de basura orgánica, pero antes deberá separarlo del líquido con un colador. Con la esponja de brillo y 2 gotas de jabón de cocina biodegradable, saldrá el resto de costra, además de que quedará muy brillante.

-Para las ollas y sartenes con teflón basta con pasar la esponja suavemente y enjuagar con agua caliente. El teflón está hecho para que nada se pegue.

Es importante tener cuidado de no comer teflón o mezclarlo con las comidas, pues éste se va descascarando con el uso y la remoción frecuente dentro del mismo. Para tener una mayor durabilidad de su olla o sartén de teflón, use siempre herramientas y utensilios de palo.

-Cómo limpiar las herramientas y utensilios de madera?
Tablas para cortar, cucharas, rodillos, tenedores, morteros, bateas entre otros.

Truco 1: Un truco infalible para limpiar las herramientas y utensilios de madera es tomar la esponja de brillo y en un recipiente con agua y limón, restregar fuertemente, se enjuaga y listo.

Truco 2: En un recipiente poner agua caliente con 20 gotas de lejía y con un cepillo (que use solo para las herramientas y utensilios de cocina),  páselo por la mezcla anterior y vaya restregando las 2 superficies (para las  tabla de madera o silicona, cucharas de madera con huecos o herramientas con lugares de difícil acceso). Cuando termine todos los lados de la herramienta o utensilio déjela 2 minutos actuando y luego enjuáguela con abundante agua (tenga en cuenta el uso adecuado del agua entre más pequeño sea el chorro mejor lavadas quedarán, con el chorro muy grande se desperdicia mucha agua y no siempre quedan mejor lavados)  y restriéguela con el cepillo hasta que considere que toda la lejía y la mugre haya salido, Después deje secar las herramientas y utensilios parados. Este proceso se hace dependiendo del uso que le dé a las herramientas y utensilios de madera, si la usa diario podrá hacer esta operación de desinfección 1 vez por semana pero si el uso es de vez en cuando entonces hágalo cada 10 veces que use la herramienta o utensilio.

Truco 3: En el caso de las tablas de picar otro truco es usar limón, restregándola por todas las superficies y luego restregar con el cepillo (que use solo para la cocina) dejar actuar el limón por 10 minutos. Puede enjuagarla en agua si lo desea, pero eso dependerá del uso posterior, por ejemplo si va a picar cebolla no será necesario quitarle el limón pero si va a picar otro alimento que no combine con el limón es mejor pasarla debajo del chorro de agua y restregarla con el cepillo.
Este truco no tiene precauciones, ya que con el limón se puede usar para potabilizar el agua además de ser un poderoso limpiador.

Truco 4: Cuando lave las tablas en donde haya cortado queso o  carne, cubrir con sal y dejar actuar una hora aproximadamente. Después de ese tiempo, enjuagar restregando con cepillo.

-Cómo limpiar las brochas?

Truco 1: En un recipiente poner un litro de agua y 4 cucharadas grandes de vinagre con el zumo de 1 limón, sumergir las brochas removiendo de vez en cuando durante 1 hora, después enjuagarlas con agua caliente, dejar escurrir preferiblemente paradas  o colgadas.

-Cómo limpiar la batidora?
Dependiendo de la batidora se procederá así:

Truco 1: -Si es eléctrica, es importante que antes haya sido desconectada, después retirar el mango que contiene las cuchillas y después con un cepillo de brazo usado solo en la cocina restriegue por todos lados.
-Si es manual, con el cepillo o con esponja y debajo del chorro de agua pequeño restregar bien, no necesita jabón si usa agua tibia o caliente en caso de haber batido grasas. Hacerlo inmediatamente haya dejado de usarla.
Puede usar agua con limón para enjuagarla.

Truco 2-También puede dejarla en remojo junto con otras herramientas en caso de no tener tiempo.

-Cómo limpiar herramientas y utensilios muy grasosos?

Truco 1: Mezclar un litro de agua con un chorrito (2 cucharadas aprox) de lejía y un chorrito (igual) de vinagre y tener disponible papel absorbente o servilletas.
En el agua caliente (casi hirviendo) poner el chorrito de lejía y sumergir la herramienta o el utensilio grasoso preferiblemente durante 1 hora.

Se enjuaga y aparte con el vinagre se moja el papel absorbente repasando por fuera y por dentro de la herramienta y utensilio, esto además de desinfectarlo, le dará brillo (se puede hacer cuando lo considere necesario).

-Cómo brillar utensilios y herramientas de metal?

Truco 1: En una olla grande donde considere que quepan los utensilios y las herramientas a brillar, por cada litro de agua calcule una cucharada de sal y otra de bicarbonato de soda y ponga a hervir. Cuando esté en ebullición, se colocan los objetos de metal dentro y se dejan hervir cinco minutos. Luego, se retiran, enjuagan y secan. Es un método ideal para limpiar y brillar cubiertos y utensilios de cocina.

-Cómo limpiar la cafetera?

Truco 1: En un olla donde considere que quepan todas las piezas de la cafetera desarmada (menos la parte eléctrica) calcule por cada 2 litros de agua, ¼ de litro de vinagre. Ponga a hervir el agua con el vinagre y cuando empiece a hervir añada las piezas de la cafetera y apague la estufa. Deje las piezas dentro del agua hasta que se haya enfriado completamente. Tenga precaución de no sumergir partes que se puedan derretir o deformar.
Enjuague un poquito para quitar el vinagre y deje secar.

-Cómo limpiar la máquina de moler carne?

Truco 1: Cuando termine de moler y la máquina esté liste para ser desarmada y lavada, haga una última molida pero con un pan preferiblemente duro, los restos de carne se adherirán  en el pan molido que sale, eso le ayudará a facilitar el resto del lavado, pues las máquinas tienen lugares de difícil acceso. Luego con el cepillo y bajo el chorro, restriegue.
Si la carne contenía mucha grasa, con el cepillo y un recipiente con agua y limón restriegue todas las partes, luego enjuague hasta que no haya restos.
 
-Cómo limpiar los lavaplatos en acero inoxidable?

Truco 1: Muchas esponjas tienen 2 lados, usar el lado más duro para restregar el lavaplatos con 5 gotas de jabón biodegradable.
Luego con un trapo retire el jabón y la mugre, enjuáguelo y repase la superficie hasta que quede limpio. Rocíe un chorro de vinagre en el trapo de modo que pueda pasar por toda la superficie del lavaplatos y deje secar. El lavaplatos quedará limpio, desinfectado y brillante.

Truco2: Muchas personas usan la esponja de brillo o de alambre para restregar y sacar brillo al lavaplatos, sin embargo, otras piensan que puede rallar el metal y se vería mal. En la práctica, dentro de nuestros trucos experimentales, vimos que aunque se ralla puede ser que bien pareja la restregada no se noten las rallas, eso sí, un poco nada más y haciéndolo directamente con vinagre. Luego pasar el trapo limpio. Sería mejor ensayar ya que no todos los lavaplatos tienen la misma calidad de acero inoxidable o son de otros materiales.

-Cómo limpiar el horno microondas?

Truco 1: Empape un paño o trapo de cocina (preferiblemente texturado o con poder restregador) con jugo de limón y páselo por todo el microondas, sobre todo por dentro (plato y aro). Déjelo abierto hasta que se seque.

-No tiene tiempo para lavar la vajilla?


Truco 1: Lo mejor y más recomendable es lavar inmediatamente las herramientas y utensilios como se explica más arriba.

Truco 2: Para dejar en remojo Cierre el lavaplatos con el tapón del agua y llénelo hasta menos de la mitad, ponga un poquito de jabón de vajilla o si hay mucha grasa déjelos con zumo de 1 limón o un chorrito de vinagre, remueva y vaya introduciendo las herramientas y utensilios sucios de manera organizada (le tomará 5 minutos) de modo que le quepan todos, así cuando vaya a lavarlos sea más simple y ecológico ya que solo deberá usar la esponja y el chorro de agua para enjuagar.

Truco 3: Puede contratar a alguien que haga la limpieza de la cocina.

***********************************************************************************************************************

LIMPIEZA DE SUPERFICIES, MUEBLES, PISO Y PAREDES DE LA COCINA

-Cómo limpiar las superficies y mesas? 

-Cómo limpiar las ventanas de la cocina?

-Cómo limpiar los pisos y paredes de la cocina?

-Quitar el olor a quemado en toda la cocina.

-Cómo ahuyentar las hormigas de la cocina?

***********************************************************************************************************************************************

-Cómo limpiar las superficies y mesas


Hay muchas superficies en la cocina, por ejemplo: mesas empotradas en donde están también el lavaplatos y una superficie para escurrir la vajilla, la superficie para preparar alimentos o mesas adicionales en la cocina y superficies para preparar alimentos, cortar, limpiar carnes etc.
Cualquiera que sea su cocina siempre va a disponer de una superficie generalmente plana, ya sea de madera, de plástico, de piedra, de mármol, de granito, de cemento, de latón, zinc, aluminio entre muchos otros materiales.

Truco 1: Si la superficie de su cocina es plana y lisa sin relieves o texturas, será mucho más fácil de limpiar y en el caso de la madera (no muy recomendada por que la limpieza se complica además de hacerla favorable para el crecimiento de bacterias indeseables) siempre se debe usar limón con agua dejando actuar (2 minutos) y restregando bien con cepillo y (volver a dejar  actuar 5minutos) o con gotas de lejía en agua con el mismo procedimiento anterior.
Preferiblemente no usar ningún tipo de jabón y después secar con trapo verificando que quede limpia y no huela mucho a lejía.

Truco 2: Si las superficies a limpiar son del resto de materiales mencionados, se puede usar gotas de vinagre diluidas agua, restregando con cepillo (en el caso del latón, aluminio o mármol), se puede usar esponja de brillo o cepillo, como considere más cómodo. Deje actuar por 5 minutos y así la grasa y demás alimentos pegados se desprenderán con facilidad. Terminado el tiempo puede volver rápidamente a restregar y luego limpiar con un trapo húmedo hasta que quede totalmente limpia.
Puede usar jabones biodegradables y repasar con el trapo sumergido en vinagre (dejar el trapo con el vinagre, le ayudará a que no tenga malos olores), dejar secar.

-Cómo limpiar las ventanas de la cocina?

Truco 1: Si se quiere limpiar las ventanas de la cocina, se debe utilizar agua templada con un poco de lavavajillas líquido, y se agrega también un chorrito de alcohol y amoníaco. Limpiar como lo hace siempre.

Truco 2: En un recipiente con 1 litro de agua y un chorrito de vinagre (4 cucharadas aprox.) sumergir un paño o trapo de cocina y pasarlo por las ventanas, después con papel absorbente repase hasta secar. Las ventanas quedarán libres de grasa y muy transparentes.

-Cómo limpiar los pisos y paredes de la cocina?

Para ambas (pisos y paredes) se recomienda usar guantes:

PISOS:
En el caso del piso, dependerá mucho del material, generalmente las cocinas las hacen con materiales de fácil limpieza, pero si no tiene un piso así, le daremos algunos truquitos:

Truco 1: -Piso de baldosa con textura: En un balde con agua y limón, pasar la fregona/ trapeadora/ mopa  o trapero por toda la baldosa, por lo menos 2 veces. Deje actuar el limón hasta que se seque. Quitará la grasa existente y dará un aroma a fresco a la cocina.

Truco 2: -Piso de baldosas blancas: En un balde, cubeta o cubo con agua agregar un chorrito de hipoclorito de sodio (cloro-lejía-blanqueador o agua de yavel), fregar el suelo y dejar actuar.

Truco 3: -Piso de baldosa con uniones de cemento blanco: En la cocina sobre todo en las uniones de cemento entre las baldosas del piso suele acumularse mugre que se va volviendo una costra negra y difícil de sacar, para eso recomendamos:
Con un cepillo de piso, restregar fuertemente cada unión con una mezcla de  agua con lejía y unas gotas de jabón de vajillas biodegradable. Dejar actuar, y luego repase con el cepillo y después con la fregona/ trapeadora/ mopa  o trapero hasta retirar la mugre, haga una última pasada con la fregona empapada de limón y deje secar.

Truco 4: Para limpiar el mármol blanco, se puede utilizar el zumo de un limón exprimido que se aplicará  por toda la superficie del mármol con una esponja húmeda.  Se dejará actuar toda la noche y, a la mañana siguiente, se debe enjuagar el mármol con agua abundante y secarlo con un trapo de algodón.

PAREDES

Truco 1: En el caso de las paredes de la cocina, éstas pueden ser muy variadas, pero mantenerlas limpias da un toque agradable a la cocina, la limpieza puede ser muy sencilla si es blanca independientemente del material: En 1 litro de agua disolver un chorrito ( 100 gotas aprox.) de hipoclorito de sodio (lejía, blanqueador o agua de yavel) sumergir un trapo (que tenga capacidad restregadora) y sin escurrirlo demasiado pasarlo por la pared a limpiar, dejarlo actuar 2 minutos sin que se seque, de nuevo pasar el trapo limpio y escurrido dejando secar.

Truco 2: Si la pared es de baldosa o azulejo, independientemente del color puede usar productos biodegradables exclusivos para estos materiales, o usar vinagre que brilla este tipo de superficies. En 1 litro de agua añadir un chorro de vinagre, sumergir el trapo y pasar por las paredes de azulejo, dejar secar

Truco 3: Si lo que quiere es enfocarse en las uniones de cemento que generalmente se ponen amarillentas y retienen grasa puede usar cepillo agua, 1 limón y unas 20 gotas de lejía (en caso de no tener lo anterior puede usar un poco de jabón líquido y lejía en agua) y con el cepillo (puede ser un cepillo de dientes reciclado, que tiene el tamaño perfecto para las uniones) enfocarse de una en una, este proceso puede ser tedioso pero se hace con poca frecuencia. Terminado el proceso y para no tener que volver a hacer esta operación de manera profunda, recomendamos que cada vez que limpie la cocina, pase el trapo con vinagre cuando limpie otras superficies y así mantendrá las paredes limpias y desinfectadas.

Truco 4: Para las uniones de las baldosas, también puede usar bicarbonato de sodio y agua, restregando con el cepillo, deje actuar y pase el trapo limpio, hasta retirar el bicarbonato, haga una última pasada con agua y vinagre, deje secar.

-Quitar el olor a quemado en toda la cocina.

Truco 1: Un recipiente grande con vinagre situado en un lugar central de la cocina, preferiblemente en un lugar alto absorberá este desagradable olor. Déjelo actuar un rato y si la cocina tiene ventanas, ábralas durante toda la noche.

***********************************************************************************************************************************************

-Como ahuyentar las hormigas de la cocina?


Las hormigas para muchos son molestas, sobre todo cuando viene el ejército completo, sin embargo son útiles ya que limpian la cocina de pequeños residuos de comida que quedan en el piso. Desafortunadamente para ellas, el hecho de entrar en otros espacios cerrados hace que los seres humanos les tengan fastidio y quieran acabar con ellas.
En mi cocina las dejo tranquilas, puedo vivir con ellas, incluso las tengo como aliadas. Sin embargo para los que no quieren compartir la cocina con ellas, hay un método infalible que no las mata pero tampoco las deja seguir.

Truco: Con un pincel delgado y jugo de limón hacer una carretera en el piso o en las superficies donde vengan las hormigas, sobre todo en los rincones y bordes de modo que cubra todo el perímetro de la cocina. Después sobre la carretera de limón rociar sal, tratando de que no quede ni el más mínimo espacio por donde ellas puedan pasar. Se deja y se renueva cuando sea necesario. Ellas no atravesarán la barrera y no tendrá que recurrir a matarlas ni a contaminarse con los productos tóxicos disponibles. Tener este tipo de productos en la cocina puede contaminar y dañar los alimentos que consume y que terminan siendo perjudiciales para su salud.
La visita de las hormigas suele pasar en lugares calientes y en las épocas calientes de lugares más fríos (verano).

Fácil: Carretera de limón con sal y listo. Seguramente le saldrá económico, ecológico y sobre todo saludable.

***********************************************************************************************************************************************

LIMPIEZA, ORGANIZACIÓN Y CONSERVACION DE ALIMENTOS

 

Limpieza y conservación de frutas y verduras

Limpieza y conservación de carnes

Limpieza y conservación de cereales

***********************************************************************************************************************************************

Limpieza y conservación de frutas y verduras

Consejos generales

Cítricos

Frutas de cáscara comestible

Frutas de cáscara NO comestible

Frutas pequeñas

Verduras, legumbres, hortalizas en general

Hojas, hierbas y tallos

Repollos y coliflores

Inflorescencias

Legumbres verdes

Legumbres maduras

Pimientos, pimentones, berenjenas y calabacines

Calabazas

Bulbos, raíces y tubérculos

Remolachas y zanahorias

Rábanos

Papas

Yuca

***********************************************************************************************************************************************

Limpieza y conservación de frutas y verduras

Consejos generales:

Escoger las frutas y verduras que se vean frescas, brillantes y con vida. Muchas personas toman las frutas y verduras verdes esperando que duren más, o pasadas de maduras porque están en promoción, lo cierto es que es mejor escoger las mejores, las más frescas y listas para consumir, sin golpes, pedazos dañados o con animales, teniendo especial cuidado con el transporte hasta la casa.

Lavarlas, secarlas y  ponerlas en el refrigerador, congelador o un lugar fresco y seco. Algunas deberán estar bien aireadas, otras con humedad, otras sin humedad, a oscuras o en sitios fríos o muy fríos como el refrigerador. Siempre lejos del calor y la luz del sol. Generalmente el refrigerador es el mejor lugar para conservar donde se dispondrán ordenadamente sin que las más pesadas estén arriba y abajo las más maduras y blandas.

Tener en cuenta que una conservación demasiado prolongada quita sabor, textura y propiedades a las frutas y hortalizas. La congelación afecta mucho a las frutas, pero las hortalizas se conservan bien si antes se escaldan durante unos minutos en agua hirviendo dejando enfriar y congelar.

Independientemente como sean conservadas, deberán ser usadas lo más pronto posible. Las frutas y verduras maduras aceleran el proceso de las que están aún sin madurar o verdes. 

En caso de que las frutas y verduras estén golpeadas, dañadas o demasiado maduras, siempre se pueden recuperar los trozos buenos haciendo sopas, cremas, gazpachos, salsas, batidos o productos de belleza caseros.

La limpieza y conservación de frutas y verduras es indispensable para la alimentación, ya que limpiar los abonos, tierra, restos, zonas dañadas, fungicidas, plaguicidas, suciedad, bacterias entre otros, evitan que hayan problemas de salud y de malos sabores, permitiendo mejorar la calidad de la fruta o verdura a consumir.

La conservación generalmente se hace después de la limpieza, ya sea en trozos o enteros, en bolsas herméticas o tupperware, guardados, refrigerados o congelados. Como quiera que sea la conservación deberá tenerse en cuenta el tiempo que lo deja, el tipo de alimento y la cantidad.

Los restos de frutas y verduras como cáscaras, semillas, tallos, fibra o lo que considere para desechar se pueden usar como abono orgánico en compostaje.

En esta página haremos especial énfasis en si se refrigeran o se congelan ya que son 2 cosas distintas, es por eso que en negrilla resaltamos el proceso de refrigeración o congelación que deben seguir.

Cítricos

Frutas de cáscara comestible

Frutas de cáscara No comestible

Frutas pequeñas

Cítricos como la naranja, pomelo, mandarina, limón entre otras variedades, no se lavan casi nunca, aunque si se ven con mucha suciedad, se puede limpiar con un trapo o paño húmedo, pues se busca consumir la parte interior, (jugo y fibra) poniendo las cáscaras en el recipiente de la basura orgánica (hacer compostaje / trucos de belleza caseros). En caso de que la receta contenga cáscara de limón o naranja, se deberán lavar bajo el chorro con el cepillo destinado a las frutas y verduras.  

La conservación perfecta de los cítricos conservando su textura y sabor, en especial la naranja y el limón se hace más duradera cuando se almacenan en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar y el calor. Un truco sencillo es poner papel periódico en una esquina en el suelo o dentro de una canasta ventilada; poner los cítricos procurando que estén separados unos de otros. Este sencillo método permite mantener las naranjas en buen estado y listas para consumir hasta por 30 días. Antiguamente las naranjas se enterraban en arena o en cáscara de arroz seca y de esta forma se conseguía que las naranjas recogidas a finales de temporada se mantuvieran en perfecto estado durante todo el verano.

Cuando se meten en el refrigerador se arrugan y se ponen blandos, y no duran más que cuando están afuera. En cualquiera de los casos lo más recomendable es consumirlas lo más pronto posible y aprovechar al máximo sus propiedades y la vitamina C abundante en los cítricos.

Frutas de cáscara comestible como duraznos (y demás frutas de piel aterciopelada), tomate, ciruela, manzana, mango, caquis, pera, guayaba, feijoa, higo, manzana de agua o pomarrosa entre otras, deberán ser lavadas pasando el cepillo bajo el chorro pequeño de agua y quedará listo para la preparación o consumo.  En el refrigerador se conservan muy bien, por lo menos una semana.

Frutas de cáscara No comestible: No se lavan, solo se debe quitar o pelar la cáscara o piel (siempre con las manos y utensilios limpios). La cáscara no es comestible, ya sea porque son sabor desagradable o son muy duras. Tales frutas son melón, sandia, kiwi, papaya, piña, aguacate, banano, coco, maracuyá, pitahaya, curuba, guanábana, chirimoya, lichi, mamoncillos, mamones chinos entre otros.

La piña el kiwi, los lichis, mamoncillo, mamones chinos pueden dejarse afuera en un lugar fresco, seco, aireado, con poca luz y calor.

Los melones, sandías, papayas se deben consumir rápidamente o refrigerarlos en trozos los cuales pueden durar hasta 3 días ya que es una fruta que se daña fácilmente. Se pone oscura y su sabor cambia.
Igual pasa con la guanábana, chirimoya y aguacate, es mejor consumirlos lo más pronto posible cuando se vea blandos, oscuros y se perciban maduros.

Estas frutas son muy especiales, las venden generalmente verdes, y una manera de madurarlas es envolverlas en papel periódico de 2 a 5 días, verificando su estado y consumir rápidamente. No usar refrigerador ni congelador. Si hace sorbetes, jugos u otras recetas, retirar la pulpa con una cuchara y conservarla en refrigerador dentro de un tupperware o recipiente cerrado. La conservación es prácticamente de 1 día, por lo que es mejor disfrutarlas frescas o recién preparadas.

Frutas pequeñas, algunas de difícil lavado como las fresas, frambuesas, moras, arándanos, grosellas etc. Para limpiarlas, si están muy sucias o tienen polvo se ponen en un recipiente con agua, se mueven poco sin dañarlas y después se pasan por el colador y de nuevo un chorro de agua muy suave. Estarán listas para la preparación.

Generalmente no es necesario lavarlas, ya vienen listas para consumir. Las cerezas tienen una piel más dura y cuando son grandes se pueden lavar con la mano. Muchas frutas no necesitan lavado como las uchuvas ya que vienen en un empaque higiénico y natural. Si no las va a consumir todas frutas pequeñas, puede refrigerar el resto en la nevera preferiblemente en una bolsa hermética o tupperware. Si quiere que le dure mucho tiempo, simplemente métalas en el congelador y cuando las vaya a preparar úselas congeladas ya sea para licuar con agua o calentar con leche y demás ingredientes según receta. No pierden el sabor.

Verduras, legumbres, hortalizas en general

Hojas, hierbas y tallos: La espinaca, lechuga común, lechuga batavia, lechuga morada, apio, acerola, rúcula, acelga, entre otros, deberán ser guardados secos en el refrigerador (ya sean limpios o como vengan de las compras) dentro de bolsas agujereadas preferiblemente, ya que deben respirar.

Si es de los que le gusta tener la verdura lista entonces deberá lavarlas para prepararlas, ya que en muchos casos, traen huevos de insectos, larvas e incluso insectos adultos, tierra, fungicidas y/o plaguicidas. La lechuga cerrada, deberá ser guardada en el refrigerador como viene, cuando se vaya a usar, quitar todas las hojas externas y consumir las que le siguen, a partir de esas hojas no tendrá necesidad de lavar pero si verificar que no tengan insectos o huevos. Esto se hace en el momento de prepararlas.

Hierbas como el basílico o albahaca, cilantro, culantro, perejil, eneldo, menta, entre otras, ya vienen listas y empacadas para usar, cuando se consiguen en  grandes supermercados. Posterior a su uso deberán ser guardadas en una bolsa con aire, bien cerrada y dentro del refrigerador, dependiendo de la hierba durarán algunos días. No se deben mezclar para evitar que si alguna se pudre más rápido, ésta no contamine a las demás y se pudran todas al mismo tiempo. Usar lo más pronto posible.
deberán ser lavadas suavemente bajo el chorro de agua fría y consumir inmediatamente. También se deberán verificar que no tengan insectos, larvas o tierra para el caso de que la compre en lugares donde considere que no las limpian como mercadillos o tiendas de barrio.

Tallos como el apio, espárragos, cebolletas se pueden lavar, secar y partir en trozos y refrigerarlos en un  recipiente tapado, tupperware o bolsa hermética. Con las hojas se pueden hacer bebidas, conviene separarlas de los tallos.

Repollos y coliflores: Brócoli, repollo, repollitos de bruselas, coliflor, romanescu, entre otras, deberán guardarse en el refrigerador tal como vienen, dentro de una bolsa grande y agujereada. Lavarlas al momento de usarlas porque si se guarda  mojado dentro del refrigerador, rápidamente se pone suave y el moho invade.  Si quiere que los repollitos duren mucho más tiempo, se cocinan 2 minutos en agua hirviendo,  se dejan enfriar y en una bolsa herméticas o tupperware guardarlos en el congelador.

Los repollos duran mucho, pero es mejor consumirlos lo más pronto posible para aprovechar al máximo sus propiedades. El brócoli y las coliflores también puede ser cocidos como los repollitos y guardados de igual manera, preferiblemente separados de otros alimentos.

Inflorescencias como las alcachofas deberán ser refrigeradas como vienen. Puede durar por lo menos una semana siempre y cuando se conserven en recipientes cerrados, tupperwares o bolsas plásticas herméticas.
Si tienen tallo largo, se pueden dejar en agua, dentro del refrigerador por lo menos 3 días. Si están cocidas, deberán consumirse dentro de las próximas 24 horas para aprovechas sus propiedades y frescura. Después no se podrán comer por su desagradable sabor. También se pueden congelar cocidas y pueden durar por lo menos 2 semanas.

Cuando se vayan a usar crudas, retirar las hojas externas y lavar suavemente el resto, dependiendo de la preparación se pueden quitar todas las hojas y pasarlas por el chorro de agua. Al momento de escogerla, lo mejor es apretar la alcachofa cerca del oído y comprobar que aún se mantenga crujiente. De ese modo, sabremos que aún está fresca. El tamaño no es lo principal sino su frescura. Si las hojas están blandas y se abren fácilmente, no están en las mejores condiciones.

Legumbres verdes, habas, arvejas frescas, fríjoles verdes, habichuelas o vainicas, deberán ser guardadas en bolsas agujereadas en el refrigerador. Se pueden cocer durante 2 minutos en agua hirviendo, dejar enfriar y meter en bolsa hermética o tupperware dentro del congelador, así durarán varios días.

Legumbres maduras o secas como fríjoles, lentejas, arvejas secas, blanquillos, garbanzos entre otros, generalmente son muy duros y se deberán guardar en un lugar que no sea el refrigerador, sin luz ni humedad, dentro de su empaque, y cuando se vayan a preparar deberán ser remojados por lo menos 12 horas antes para ablandarlos, cambiar el agua en el momento de cocerlos y prepararlos al gusto. Usar olla express a presión o pitadora para lograr mayor rapidez en el cocimiento.

Si ya están cocidas y le sobran, puede meterlas en un tupperware y refrigerar por 4 días máximo o congelar por 1 semana máximo.

Pimientos, pimentones, berenjenas y calabacines. Deberán ser guardados en el refrigerador enteros. Muchas veces se consume una sola parte de estas verduras, los restos deberán ser guardados en bolsas herméticas, recipientes cerrados o tupperwares hasta su próximo uso (lo más pronto posible) ya que tienden a podrirse rápidamente por estar partidos. Se pueden cocinar y guardar en refrigerador por una semana o en el congelador si desea que dure más tiempo (entre 10 y 15 días)

Calabazas: Duran mucho, incluso son usadas para adornar cocinas y restaurantes. Dada la gran variedad de calabazas, éstas se pueden encontrar en los mercados durante todo el año. Se deben elegir los ejemplares firmes, con la piel intacta y sin cortes ni daños. Si se van a comprar calabazas de verano, es preferible elegir ejemplares de tamaño medio para que su sabor esté totalmente desarrollado y su pulpa aún no se haya vuelto amarga y fibrosa.

El tamaño de las calabazas de invierno suele ser grande, por lo que se suelen comercializar en porciones. En este caso, conviene elegir aquellas cuya pulpa no aparezca demasiado blanda en la zona externa y que se vean recién cortadas. Una piel brillante puede indicar que aún está inmadura, y si su apariencia es algo áspera, se corre el riesgo de que esté demasiado madura, con lo que su pulpa tenderá a ser fibrosa. Es preferible que conserve el rabo o pedúnculo y esté entera, ya que éste evita la pérdida de humedad.

Las calabazas de verano son más perecederas que las de invierno. Su piel fina no proporciona protección a la pulpa. Por tanto, se han de manipular con cuidado para evitar su deterioro. Se pueden conservar una semana en el refrigerador dentro de una bolsa de plástico perforada. Si se congela, previamente hervida o escaldada, se conservan hasta un mes.

Las calabazas de invierno tienen una vida útil mayor, debido principalmente a su menor contenido en agua y a su piel, que supone una barrera protectora del fruto. Si se mantienen en buenas condiciones y en función de la variedad, se pueden conservar durante 6 meses.

Como norma general se han de proteger las calabazas enteras del calor, frío y luz. Una vez cortados en porciones deben refrigerarse envueltas con un film de plástico. Igualmente cuando se ha cocinado. Si se congela cruda, hay que tener en cuenta que su descongelación supone pérdidas de volumen y humedad.

Bulbos, raíces y tubérculos: Cebollas, ajos, puerros, jengibre, papas, yucas entre otros. No es necesario ponerlos dentro del refrigerador, solo a menos que haya usado la mitad de una cebolla o la parte de un puerro, la que deberá ser consumida lo más pronto posible. Ponerlos dentro de una bolsa hermética o tupperware para que no deje el refrigerador con olor.

Recomendamos consumirlas completamente y no dejar pedazos, además de aprovechar al máximo las propiedades de cada uno cuando son partidos por primera vez no tiene que usar más recipientes para guardarlos y que deberá lavar después. Evita también malos olores que generan algunos cuando son partidos y dejados en el refrigerador como la cebolla.

Generalmente se ponen en un lugar sin luz del sol, calor ni mucha humedad, en un lugar fresco, seco y aireado. Los ajos y la cebolla blanca o cabezona suelen ser amarrados con cuerda y colgados de manera decorativa, conservándose muy bien durante algunas semanas siempre y cuando tengan su cáscara exterior bien seca.

Rábanos: cortarles el capacho o parte verde, lavarlos uno por uno con el cepillo bajo el chorro pequeño de agua, ponerlos en un recipiente con agua que los cubra y meterlos en el refrigerador. Se conservarán crocantes e hidratados. Pueden durar hasta 5 días.


Remolachas y zanahorias: Pueden ponerse en el refrigerador en el recipiente de las verduras, preferiblemente en una bolsa que tenga agujeros para que respiren, pueden ser las mismas en las que vienen empacadas. Duran sin humedad por lo menos 10 días, pero es mejor consumirlas lo más pronto posible.
También se pueden cocinar en trozos, se dejan enfriar y se congelan por lo menos 3 semanas, sin embargo si se usan al día siguiente, dejar solamente en el refrigerador, donde durarán como máximo 4 días cocidas, después tienden a ponerse babosas y a oler mal. En ambos casos meterlos en bolsas herméticas o tupperwares.

Papas: Algunos supermercados o tiendas ofrecen las papas ya limpias o muy limpias, esto no es conveniente ya que las papas con el lavado pierden la capa que las protege y son más vulnerables a las bacterias. Cuando se cosechan antes de que maduren por completo, son más susceptibles a malograrse, por eso recomendamos fijarse bien que las papas no tengan decoloración ni daños. No compre papas germinadas o con coloración verdosa, pues contienen un alcaloide toxico (solanine) que además de generar mal sabor en la papa puede ocasionar problemas respiratorios como circulatorios.
Si las papas se van a conservar por lo menos por 15 días, lo más recomendable es dejarlas con la tierra o en su empaque original en un lugar fresco, seco, preferiblemente frío y sobre todo oscuro. Los sótanos, closets o cajones oscuros cercanos al piso son los lugares idóneos, siempre dentro de bolsas de papel o de una arpillera (saco de costal o estopa).
No deben almacenarse en el refrigerador ya que el almidón que contienen se convierte en azúcar y esto les da mal sabor. Tampoco las almacene cerca de cebollas, ya que los gases de ambas se deterioran mutuamente.
Incluso la temperatura de ambiente ocasionaría que las papas germinen y se deshidraten prematuramente.
Las papas maduras bien almacenadas duran hasta dos meses. Revise siempre las papas y elimine las germinaciones que salgan, también las que estén arrugadas o secas ya que una papa en mal estado daña a las demás. (las cuales se pueden usar para hacer compostaje).
Para lavarlas antes de prepararlas basta con restregarlas con cepillo de cerdas duras o esponja de brillo, bajo el chorro de agua pequeño (verificar que no queden hilos de alambre pegados de las papas). También se pueden pelar según receta. Si ya vienen lavadas igualmente se guardan en su empaque. Se pueden cocer y refrigerar pero no durarán mucho tiempo, en el congelador no congelan bien.
Las cáscaras de las papas contienen gran cantidad de nutrientes que ayudan a mejorar la salud, para eso recomendamos no pelarlas, solo lavarlas bien, eliminar las zonas dañadas y germinaciones. Además de ser rápido y práctico es saludable.

Yuca: Se puede guardar entera en un lugar fresco y seco o partirla en trozos, pelarlos y partirlos por la mitad sacarles la vena (muchas personas se la quitan cuando las cocina; es más fácil), introducirlas en una bolsa hermética o tupperware dentro del congelador y usarlas cuando se requieran.  Se pueden cocinar en trozos antes, se dejan enfriar y se congelan. El tiempo de duración es prácticamente el mismo entre 8 y 12 días.

-Limpieza y conservación de carnes

Carnes rojas

Aves

Pescado

Carnes rojas: El refrigerador es el mejor lugar para conservar las carnes en general. Preferiblemente a una temperatura inferior a 4°C. Tener muy en cuenta que:

-Es aconsejable cocinar la carne antes de los 3-4 días de refrigeradas. Las carnes que presentan un mayor recubrimiento de grasa, tienen una mayor duración. La carne picada y las vísceras tienen menor duración (entre 1 y 2 días). Si se congelan durarán mucho más.

-Para evitar la contaminación cruzada (contacto entre alimentos crudos y preparados) deberá limpiar bien todas las superficies y utensilios que hayan estado en contacto con la carne cruda. Incluso con manos y /o utensilios de cocina que vayan a ser utilizados posteriormente.

-El color más oscuro de la carne (característico de los filetes) no significa que esté en mal estado. La causa de ese color es debido a la mioglobina que cuando no tiene oxígeno, oscurece la carne. Si se separan los filetes y se ponen en contacto con el aire la carne retomará su color rojo-rosáceo.

-Para congelar la carne, hacerlo siempre por debajo de los -18° C. Se conservará en perfectas condiciones durante meses. Es recomendable hacerlo por porciones ya que será más sencillo a la hora de sacarlas y prepararlas.

-La carne envasada al vacío la podemos conservar a temperatura de refrigerador durante unos 15 días sin que pierda cualidades, en el caso de las vísceras el tiempo se reduce a unos 7 días.

-Cuanto más rápido sea el proceso de congelación menos cualidades y propiedades pierden las carnes.

-Siempre es mejor descongelar dentro del refrigerador, aunque sea mucho más lento, en caso de no tener tiempo, dejarlo a la temperatura de la cocina o usar el microondas.

-Antes de cocinar la carne siempre es mejor que ésta esté a la temperatura ambiente durante el tiempo suficiente para igualar las temperaturas exteriores e interiores de la pieza a cocinar, además así ayudaremos a que pierda cualquier contaminación de olores de la nevera.

-Si hay que limpiar la pieza, es mejor hacerlo con papel absorbente, lavarla bajo el chorro de agua hará que se pierdan parte de los jugos.

-Cuando se guarda en refrigerador muchas personas la untan con aceite, para protegerla y para evitar que tome malos olores.

-Si la carne, huele un poco fuerte (tiene muchos días en el refrigerador) manténgala por lo menos una hora sumergida en agua con vinagre y séquela antes de cocinarla. Consuma inmediatamente.

Aves: Una buena manera de conservar las aves, es hacerlo conservan

do sus vísceras hasta el momento de cocinarlas. Durarán más tiempo. Lavarlas de ser necesario, secarlas con papel y guardarlas en bolsas herméticas o tupperware, se aconseja congelar partes separadas, para después descongelar solo lo necesario. Durarán mucho tiempo. Se pueden cocinar y refrigerar por lo menos 5 días muy bien cerradas, sin embargo recomendamos usar lo más pronto posible. Usar recipientes cerrados, tupperwares o bolsas herméticas para evitar la reproducción de la salmonela.

Pescado: En el caso del pescado antes de guardarlo, es mejor limpiarlo con agua fría y sal, secarlo con papel absorbente o un paño limpio, envolverlo en papel encerado o film transparente y meterlo en una bolsa hermética, recipiente cerrado o tupperware, guardarlo en el refrigerador y consumirlo entre uno y tres días después de haberlo empacado. Si quiere que dure más tiempo simplemente haga este mismo proceso y congélelo durará por lo menos 2 semanas.

Cómo trinchar los diferentes tipos de carne?

-Limpieza y conservación de cereales

Arroz

Avena

Cereales en harina

Pan (cereal en preparación)

Maíz

La avena, los cereales en harina, los cereales en preparación como el pan, el maíz, los granos de cebada, el centeno, el sorgo, el trigo, la espelta, el mijo, entre otros, deben ser guardados limpios y en recipientes destinados para su almacenamiento los cuales se conservaran por años.
Se debe vigilar de vez en cuando la humedad y la temperatura. Deberán ser guardados en lugares libres de calor, luz y sobre todo de humedad, que tiene nivel crítico de 14 % en la mayoría de los cereales. Una vez sobrepasado este 14% de humedad su respiración aumenta rápidamente, lo que da como resultado calor y como consecuencia daños y pérdida del grano.  Muchos roedores, insectos, mohos, hongos y bacterias, son sus principales enemigos. Es por eso importante tener en cuenta lo siguiente para su conservación:
-Limpiar los granos en seco separando basuras, granos dañados y en algunos casos como en el arroz o en los fríjoles, piedras y terrones. Esto para el caso de comprarlos por kilos, pues generalmente en supermercados grandes se venden en bolsas que han sido revisadas anteriormente, sin embargo darle una revisión rápida no sobra y se puede hacer mientras se cambia de recipiente, vaciándolo lentamente y observando si tiene algún elemento distinto.
-Cuando estén limpios, guárdelos preferiblemente en recipientes como tupperwares o los que vienen destinados para cereales. No en bolsas de plástico ya que pueden ser perforadas fácilmente por insectos o roedores. Tampoco en frascos de vidrio porque estos guardan calor, que termina afectando al grano.

-Truco 1: Para absorber la humedad exterior y que no entre en el recipiente, es poner una bolsita de tela con sal que se deberá cambiar por lo menos cada 6 meses. (pegarla en un lado del recipiente o en la zona de recipientes destinados a los cereales y granos).

-Truco 2: Un truco ingenioso para almacenar granos en casa en colgar sacos de tela, ya sea desde el techo o en paredes altas. Además es decorativo.

Arroz: algunos arroces no necesitan limpieza, ya sea porque vienen empacados o porque no contienen mucho almidón. Si compra arroz por kilos en lugares donde es el consumidor quién, escoge es mejor lavarlos, antes de prepararlos, igualmente cuando quiere que el arroz quede suelto. (Ver cómo hacer el arroz suelto). Lavarlos implica retirar parte del almidón sin embargo eso dependerá de la preparación posterior.

Avena: (no necesita limpieza ya que generalmente viene lista para ser consumida o preparada). Se puede cocinar en agua o leche hasta que hierva y se vea babosa, removiendo constantemente agregar azúcar o miel, servir caliente o muy fría.
También se puede consumir cruda, guardada siempre en un recipiente destinado a ello, en un lugar oscuro y libre de humedad, o cocida dentro de jarras con tapa. Pueden durar por lo menos 5 días en el refrigerador.

Cereales en harina: Las harinas tienen la propiedad de absorber olores y sabores, por lo que debe ser empacada herméticamente en lugar fresco y libre de humedad. Hay recipientes destinados para la harina.

Pan (cereal en preparación), es mejor congelarlo en recipiente plástico o latas herméticas (que cierran completamente).
Si está rebanado se deberá envolver cada rodaja en papel aluminio o encerado. Po lo menos 40 minutos antes de consumirlo, sacarlas, desenvolverlas y ponerlas en un plato sin el plástico.

Maíz: Si está cocido se puede refrigerar (de 2 a 4°C) y durará entre 4 y 8 días como máximo, si está crudo conservado en recipientes destinados a ello, puede durar meses.

ver recetas con maíz.

Recopilación de información Equipo Cocina fácil
www.cocinafacil.okidoki.com.co

Chocolates suizos disponibles Aquí

Utensilios de cocina disponibles Aquí

blog comments powered by Disqus