Inicio

Contáctenos

Envíenos su receta

Recetario completo

Búsqueda avanzada de recetas

Receta de la semana

Todos los ingredientes

Trucos y consejos

Diccionario gastronómico

Herramientas y utensilios

Salud y nutrición

Links relacionados

Intercambio de links

 




Visítenos también en:
google okut  hi5  Bebo  sonico 

MANTEQUILLAS Y MARGARINAS

                              

QUE ES LA MANTEQUILLA?

COMO SE HACE LA MANTEQUILLA?

CUALES SON LOS TIPOS DE MANTEQUILLA?

CÓMO ALMACENAR LA MANTEQUILLA?

USOS DE LA MANTEQUILLA

VALOR NUTRITIVO Y TABLA NUTRICIONAL DE LA MANTEQUILLA

CUALES SON LAS VENTAJAS Y LAS DESVENTAJAS DE CONSUMIR MANTEQUILLA?

QUE ES LA MARGARINA?

COMO SE HACE LA MARGARINA?

CUALES SON LOS TIPOS DE MARGARINA?

CONTROVERSIA SOBRE SALUBRIDAD

¿QUÉ SON LAS GRASAS "TRANS" E HIDROGENADAS?

DIFERENCIAS ENTRE LA MANTEQUILLA Y LA MARGARINA

INFORMACION NUTRITIVA

CONSEJOS Y ALTERNATIVAS SALUDABLES

Ingredientes saludables para las loncheras de sus hijos: aquí

Chocolates suizos disponibles Aquí

Utensilios de cocina disponibles Aquí

 

***********************************************************************************************************************************************

QUE ES LA MANTEQUILLA?

La mantequilla o manteca es la emulsión de agua en grasa, obtenida como resultado del desuero, lavado y amasado de los conglomerados de glóbulos grasos, que se forman por el batido de la crema de leche de vaca y es apta para consumo, con o sin maduración biológica producida por bacterias específicas.             

En países como Argentina, Paraguay, Uruguay y en algunas partes de España, se les llama manteca, sin embargo este nombre en la mayoría de los países hispanohablantes suele referirse a la grasa blanca del cerdo que no tiene ningún tratamiento.

La mantequilla no debe confundirse con la manteca vegetal (margarina) que no es más que aceite vegetal solidificado tras ser sometido a un proceso de hidrogenación, el cual puede ser perjudicial si contiene gran proporción de ácidos grasos trans.

COMO SE HACE LA MANTEQUILLA?

No es nada complicado elaborar mantequilla casera. Sólo hay que batir la nata con una cuchara o con una espátula de madera de arriba a abajo hasta montarla Ver montar y luego continuar batiendo. Con una batidora es aún más fácil y rápido. El aspecto final suele darse con un molde de mantequilla generalmente atractivo a los ojos de los consumidores.

La mantequilla contiene tres tipos de grasas: las libres, las cristalizadas y los glóbulos no dañados de grasa. En el producto final existe una proporción de estos tres tipos de grasas y ésta es la razón de la diferencia en la consistencia en las diversas variedades de mantequilla; las mantequillas con grasas cristalizadas suelen ser más duras (más difíciles de untar) que las que poseen grasas libres.

El proceso de remover las natas de la leche produce pequeños grumos flotando en la disolución líquida de la crema. A esta disolución se le llama Suero de mantequilla o buttermilk, este suero es consumido en algunos países como un lácteo. El suero de mantequilla se va eliminando del proceso y los grumos resultantes se van trabajando, presionando y removiendo para que formen una única masa sólida.

La mantequilla comercial (industrial) posee un contenido graso de cerca de un 80% de grasas de mantequilla y un 15% de agua. La mantequilla artesanal posee una proporción diferente, llegando a un 65% de grasa y 30% de agua. Las grasas consisten en muchas grasas coaguladas en glóbulos de tamaño moderado. Se componen de triglicéridos, un éster derivado del glicerol y tres grupos de ácidos grasos. La mantequilla se comienza a poner rancia cuando las cadenas se rompen en pequeños componentes, como el ácido butírico y los diacetil por eso la refrigeración es indispensable.

TIPOS DE MANTEQUILLA:

Se pueden distinguir básicamente 2:  

La mantequilla ácida (antes de la acidificación de la crema) y la mantequilla dulce  (tras la acidificación de la nata fresca (ésta es la tradicional).

La mantequilla se puede elaborar a partir de la leche de muchos animales, siendo los más corrientes la mantequilla de oveja, vaca, búfala o cabra (como curiosidad, no es posible obtener mantequilla de la leche de camello).

La mantequilla batida, es a la que se insufla aire durante su proceso de elaboración, alcanzando un contenido de un 30 % de aire. Esto facilita su untuosidad o aptitud para extenderse, siendo una mantequilla más ligera, que se funde mejor que la mantequilla ordinaria.

También por su composición se distinguen:

La Mantequilla light o baja en calorías con un contenido graso menor de lo habitual, con valores comprendidos entre los 41 y 65 g/100 g.

La Mantequilla con ingredientes no lácteos que lleva adicionados, por ejemplo, ajo o hierbas aromáticas.

La Mantequilla con sal o mantequilla salada, a la que se añade cloruro sódico (sal común) en su elaboración.

CÓMO ALMACENAR LA MANTEQUILLA?

Teniendo en cuenta que es un alimento que por sus características físicas y químicas posee una gran resistencia a la contaminación bacteriana, a temperatura ambiente puede durar algunos días sin que sea atacada por bacterias, sin embargo el sabor se ve afectado de alguna forma debido a que las grasas de la mantequilla reaccionan provocando sabores rancios.


La mantequilla es capaz de absorber los fuertes olores de sus alrededores, por eso se debe guardar en el frigorífico o nevera dentro de recipientes cerrados y lo más alejados de la luz que sea posible. Es importante dejarla en su recipiente o envoltorio inicial, no emplear papel de aluminio ya que el contacto directo de las grasas de la mantequilla con el metal provoca su inmediata oxidación, en particular en las mantequillas saladas. Si la mantequilla queda expuesta a la luz y al aire suele ponerse amarillenta o incluso translúcida, haciendo que su sabor sea rancio. En estos casos basta con quitar estas zonas, el resto de la mantequilla es comestible.

La mantequilla con sal se conserva por más tiempo que la mantequilla sin sal.

Para que se pueda untar fácilmente, retírela del refrigerador unos 10 minutos antes de usarla.

USOS DE LA MANTEQUILLA

Los usos de la mantequilla son múltiples, desde proporcionar grasa a platos que deben ser preparados en la sartén, moldes para el soufflé, base para salsas (como la bechamel o la holandesa) o para dar sabor a las galletas y diversos pasteles.

La mantequilla es una fuente de grasa imprescindible para muchas aplicaciones culinarias. Se utiliza mucho en repostería y en la elaboración de masas, aunque probablemente su uso más popular sea untada en el pan o galletas saladas formando parte del desayuno. También puede servir como salsa si se ablanda y condimenta con hierbas aromáticas u otros ingredientes. Se aconseja que la mantequilla alcance los 14-15º C antes de su consumo, ya que de esta forma se ablanda y se favorece su empleo.

Sin embargo, la mantequilla no es adecuada para cocinar, debido a que por encima de 90° C se quema y se forma acroleína, una sustancia con sabor y olor desagradable. No obstante, la mantequilla suavemente derretida puede emplearse para saltear ligeramente alimentos proporcionándoles un sabor característico.

En ciertos países como Alemania, Noruega, EE.UU. y Australia se han desarrollado técnicas de elaboración de mantequilla en polvo. Este producto constituye un modo práctico de incorporar mantequilla a aquellos alimentos que la incluyen en su formulación.

VALOR NUTRITIVO

La mantequilla es un producto que tiene un alto contenido de grasas (80 gramos por 100 gramos de producto), grasas saturadas, colesterol y calorías. Una cucharada de mantequilla contiene 12 gramos en total de grasas, 7 gramos de ácidos grasos saturados, 31 miligramos de colesterol y 100 calorías.

Dado que la mayor parte de la mantequilla es grasa láctea, es importante también su contenido en vitaminas liposolubles, principalmente vitaminas A y D. El contenido vitamínico de la mantequilla depende tanto de la calidad de la alimentación de los animales como de la estación del año, e influye especialmente en el contenido en vitamina A. La mantequilla elaborada en verano es mucho más rica en esta  vitamina que la de invierno.

TABLA NUTRICIONAL DE LA MANTEQUILLA

  

CUALES SON LAS VENTAJAS Y LAS DESVENTAJAS DE CONSUMIR MANTEQUILLA:

En general, la alimentación debe aportar la menor cantidad posible de grasas saturadas animales que pueden resultar perjudiciales, aunque el consumo moderado de mantequilla se puede contemplar dentro de una dieta equilibrada. Su consumo puede ser una fuente interesante de grasas para quienes necesiten un mayor aporte energético, como personas delgadas, desnutridas, deportistas y quienes realizan un trabajo físico intenso.

Su elevado contenido graso es lo que determina que la mantequilla sea un alimento muy calórico, por lo que conviene moderar su consumo, especialmente en aquellas personas que sigan una dieta de adelgazamiento o sean tengan rutinas sedentarias. Por su característica composición lipídica, abundante en grasa saturada y colesterol, su consumo está contraindicado en caso de trastornos cardiovasculares y alteraciones de los lípidos en sangre como hipercolesterolemia y hipertrigliceridemia.

A pesar de su elevado aporte graso, es un alimento fácil de digerir. Los glóbulos grasos de la mantequilla poseen el tamaño adecuado para que las enzimas digestivas puedan atacarlos, de ahí que la mantequilla cruda pueda digerirse fácilmente.

QUÉ ES LA MARGARINA?

Margarina es un término genérico para denominar distintos tipos de grasas sustitutas de la mantequilla. Tiene una larga historia, en ocasiones confusa. Su nombre se origina tras el descubrimiento del ácido margárico por Michel Eugène Chevreul en 1813.

Por el año 1860, Napoleón III (Francia) ofreció una recompensa a cualquiera que pudiera elaborar satisfactoriamente un sustituto a la mantequilla para las clases sociales bajas y las fuerzas armadas. El químico Hippolyte Mège-Mouriés inventó una sustancia a la que llamó oleo-margarina (después margarina), que se preparaba usando grasa de ballenas o grasa vegetal, extrayendo la porción líquida bajo presión y después dejándola solidificar. Cuando se combina con butirina y agua produce un sustituto de la mantequilla de similar sabor. La producción de margarina cobró real importancia durante la segunda Guerra Mundial, sobre todo en Alemania, como sustituto de la mantequilla y fuente de lípidos. Posteriormente, la margarina se convirtió en un negocio mundial.

En la mayoría de los países la margarina no puede ser vendida como mantequilla, ya que existen leyes que prohíben esto. En cambio, en otros países sí.

En Venezuela y Colombia,  se le llama "mantequilla" de manera coloquial, ya que la margarina se vende más que la mantequilla. En Venezuela también algunas personas la llaman Mavesa, ya que ésta fue la primera marca de margarina que existió, aun cuando este término es poco usado dándosele preferencia al primero. En Panamá, a la tradicional mantequilla muchos le llaman "mantequilla de la buena", por ser más agradable al gusto frente a la margarina, y a la margarina "mantequilla de la mala".

En Argentina y Chile se le conoce simplemente como margarina.

COMO SE HACE LA MARGARINA?

La margarina se fabrica mediante las etapas de refinado, endurecimiento y fabricación de la margarina propiamente dicha. Se selecciona la materia prima, bien sea aceite de pescado (origen animal) o, más comúnmente, aceite vegetal, luego se procede al refinado del aceite, el cual elimina los ácidos grasos libres, los cuales provocan el deterioro del producto final por hidrólisis. Se realiza por neutralización con lejía sódica o físicamente por destilación. También elimina los fosfo-lípidos, también llamados gomas, se produce el aglomerado de los mismos añadiendo un ácido débil, y después se pueden arrastrar fácilmente con agua. Elimina los compuestos volátiles, los cuales generan mal olor y sabor, mediante destilación y arrastre con vapor (striping).

Elimina otros contaminantes, como metales o pigmentos, mediante la adición de tierras decolorantes y/o carbón activo.

El endurecimiento consiste en alterar el punto de fusión del aceite para obtener una curva de sólidos determinada.

El endurecimiento se consigue por hidrogenación, interesterificación o fraccionamiento. Lo más común es la hidrogenación, en la que el aceite se satura parcial o totalmente con hidrógeno, a altas temperaturas, presiones, y en presencia de un catalizador, hasta conseguir un determinado índice de yodo y una determinada curva de sólidos, al resultado de esta etapa se le llama mantecas hidrogenadas.

Ya refinada y endurecida, la manteca pasa a la etapa de fabricación de margarinas a la que se le adiciona leche, agua, aceite vegetal, emulgentes (mono o di-estearatos de glicerilo), saborizantes, preservantes (conservantes) y sal común, en una mezcla que es batida en frío hasta conseguir la llamada margarina. El resultado final es un sintético de la mantequilla con prácticamente las mismas propiedades organolépticas y físicas que la mantequilla, es decir, funde entre 26 a 32 °C y tiene un comportamiento fusible a determinada temperatura curva de sólidos. El sabor si es distinto.

TIPOS DE MARGARINA

Se pueden fabricar margarinas para repostería de mayor punto de fusión: (38-60 °C) o bien de sobremesa con un punto de fusión menor (25-35 °C). Las margarinas dietéticas llevan un mayor porcentaje de agua (40-60%). Las margarinas también pueden sufrir enranciamiento.


-La Margarina que contiene un 80% de materia grasa.

-La Margarina 3/4 (tres cuartos) que contiene entre un 60% y un 62% de grasa.

-La Materia grasa para untar que contienen de 42 a 55 % de materia grasa aproximadamente.

-La Margarina o "materia grasa para untar" que es enriquecida con vitaminas (A, D, E, B2), minerales  (calcio), fibra o fitosteroles.

La margarina es la alternativa a la mantequilla que nace como necesidad de conseguir un producto más barato, más fácil de usar, de sabor más suave y que además cuide el colesterol.


Pero como veremos no todo es una maravilla. Un detalle muy importante es que existe la Margarina Vegetal (contienen cien por cien aceites vegetales) y la Margarina "a secas" (suele contener leche de vaca o alguna grasa animal) Es indispensable leer bien las etiquetas ya que no todas las margarinas son vegetales  como muchas personas piensan.

CONTROVERSIA RESPECTO A LA SALUBRIDAD

La actuación de campañas interesadas, tanto a favor como en contra de la margarina, dificultan la obtención de información objetiva al respecto. En 1993 la OMS, en las conclusiones de su estudio "Grasas y aceites en la nutrición humana - Consulta FAO/OMS de expertos", determinó que las grasas Trans eran ligeramente peores que las saturadas, pero en cualquier caso, ambas debían evitarse lo máximo posible en dietas saludables, sustituyéndose por aceites y margarinas blandas.

¿QUÉ SON LAS GRASAS "TRANS" (HIDROGENADAS)?

La margarina tradicionalmente se ha venido elaborando a partir de la hidrogenación de aceites vegetales que es un proceso industrial que permite convertir un aceite vegetal en una sustancia sólida, estable y untable.
El problema es que este proceso de hidrogenación convierte las grasas insaturadas en saturadas y además crea un isómero "trans" que es una estructura ajena a nuestro organismo.

Los estudios y polémicas sobre las repercusiones de estas grasas "trans" sobre nuestro organismo a medio y largo plazo son continuas ya que son muchos los científicos que afirman que aunque originalmente estos aceites vegetales con los que se hace la margarina no contienen colesterol, al ser hidrogenados tienden a elevar el colesterol en nuestro organismo y además, según otras fuentes, interfieren en nuestras reacciones metabólicas.

Algunas empresas empezaron por modificar las margarinas para extraer de ellas la mayor cantidad posible de grasa hidrogenada o trans.

Otras han conseguido disminuir también la proporción de grasas hidrogenadas pero además han añadido Fitosteroles que son unas sustancias vegetales que impiden la absorción del colesterol.

Lo cierto es que muchas administraciones ya han comenzado a limitar el contenido de grasas hidrogenadas o "trans" en los alimentos como parte de su estrategia de controlar el aumento de las enfermedades cardiovasculares. El siguiente paso será, seguramente, obligar a los fabricantes a especificar el tanto por ciento de esas grasas.

DIFERENCIAS ENTRE MANTEQUILLA (MANTECA) Y MARGARINA

                                                       

La mantequilla y la margarina son las grasas más utilizadas en la cocina en todo el mundo.                              Hace algunos años, los estudios invitaban a los consumidores de mantequilla a cambiarla por la margarina como una alternativa saludable para cuidar el colesterol.

Sin embargo, debido a los muchos intereses comerciales, hay un gran debate sobre cuál es más saludable. Pero aquí vamos a analizar a cada una y veremos los beneficios y perjuicios a la salud sacando la mejor conclusión que se adapte a las necesidades especificas de cada quien.

La margarina puede ser tanto animal o vegetal. En el caso de la margarina animal es la que se elabora con grasas animales. A menudo, existe el equívoco de relacionar la mantequilla como un producto puramente animal y la margarina como un producto solamente vegetal. Esta idea es errónea. Porque si bien es cierto que la mantequilla solamente puede ser extraída de la nata de la leche, la margarina también puede ser un producto o derivado lácteo, pero con menos calorías y mezclada con otros tipos de grasas, tanto animales (pescado) como vegetales (colza, girasol, maíz entre otros).

Como regla general, la margarina es una mezcla de grasas lácteas y grasas vegetales. Por este motivo, es difícil realizar un estudio genérico sobre la margarina, pues cada fabricante, realiza las combinaciones que cree más oportunas para su negocio. Lo que sí es cierto, es que están obligados por ley a definir y decir la cantidad de las características nutricionales de lo que venden. Es importante leer el etiquetado de los productos, antes de comprar.

La mantequilla es ligeramente más alta en grasas saturadas: 8 gramos, comparada con los 5 gramos que tiene la margarina.

Comer margarinaen vez de mantequilla puede aumentar en 53% el riesgo de enfermedades coronarias (corazón) en las mujeres, de acuerdo con un estudio médico reciente de la Universidad de Harvard. Comer mantequilla aumenta la absorción de gran cantidad de nutrientes que se encuentran en otros alimentos. La mantequilla provee beneficios nutricionales propios mientras la margarina tiene sólo los que le hayan sido añadidos al fabricarla.

La mantequilla sabe mucho mejor que la margarina y mejora el sabor de otros alimentos.

La mantequilla ha existido durante siglos mientras que la margarina tiene menos de 100 años.

La  margarina es muy alta en ácidos grasos trans (ácidos que recién ahora los científicos descubrieron y que son por sus características puede afectar la buena salud, es por eso que muchos gobiernos de muchos países comenzaron a prohibirlos).

La margarina triplica el riesgo de enfermedades coronarias, aumenta el colesterol total y el LDL (el colesterol malo) y disminuye el HDL (el colesterol bueno), aumenta en 5 veces el riesgo de cáncer, disminuye la calidad de la leche materna, disminuye la reacción inmunológica del organismo, disminuye la reacción a la insulina.

El factor más inquietante es que a la margarina solo le falta una molécula para ser plástico.

Sólo este hecho es suficiente para evitar el uso de la margarina, y de cualquier otra cosa que sea hidrogenada (esto significa que se le añade hidrógeno, lo cual cambia la estructura molecular de las substancias).

En la actualidad se pueden encontrar margarinas de muchos tipos, algunas tendrán cerca de un 10% de derivados lácteos y otras serán las denominadas oleaginosas.

Las margarinas oleaginosas se elaboran con aceite generalmente de canola, girasol, maíz, etc. Con estas margarinas, se puede incluso cocinar, fritar o usarlas en pastelería, aunque lo normal y habitual es utilizarlas para untar.

La margarina es una masa sólida, de aspecto ceroso, con cierta plasticidad, de color amarillo claro, y olor ligero leche. Está compuesta por aceites vegetales comestibles, leche en polvo descremada, agua, sal, etc. y se utiliza en la elaboración de casi todo el pan dulce, para darle olor, sabor, volumen, y elasticidad a la pieza terminada.

La mantequilla es la grasa de la leche, que pasa por un proceso de pasteurización, centrifugación y sedimentación en frío, para obtener este producto graso.

La margarina está elaborada con aceites vegetales, líquidos a temperatura ambiente (maíz, girasol, soya o coco, leche animal o pescado), que se someten a un proceso industrial de endurecimiento para adquirir su consistencia sólida y untable.

Se fabrican 4 tipos básicos de margarina: Feité, Danes, Bizcocho, Multiusos. La diferencia básica en cada una de ellas, es su punto de fusión, que es lo que determina su uso en la panificación.

INFORMACIÓN NUTRITIVA

Debido a la polémica, se han realizado múltiples estudios sobre estas dos ricas grasas:

Vitaminas: La mantequilla es una gran fuente de vitaminas A, D y E, y contiene proteínas y minerales como calcio, fósforo, sodio, potasio y magnesio. En cambio la margarina puede contener vitaminas sólo si le son añadidas artificialmente.

Sabor: La mantequilla tiene un sabor y color amarillo naturales. La margarina imita el sabor de la mantequilla mediante aditivos artificiales como colorantes, aromatizantes, estabilizantes, antioxidantes y conservantes y en muchos casos resalta el sabor de la hierba o especia añadida (ajo, romero, cebolla entre otros)

Calorías: La mantequilla es un alimento muy alto en calorías (750 calorías por cada 100 gramos), pero la margarina lo es aún más (900 calorías por cada 100 gramos). Por lo que se recomienda consumirlas en pequeñas cantidades.

Grasas saturadas: Por su origen animal, la mantequilla contiene un 80% de grasas saturadas que al ser ingeridas en exceso, hacen que su colesterol se acumule en las arterias. Éste es uno de los principales riesgos para padecer enfermedades cardíacas, por eso la mantequilla está prohibida por los nutriólogos en las personas con arterioesclerosis, hipertensión u obesidad. Si la margarina se fabrica sólo con grasas vegetales insaturadas, tiene un menor riesgo de causar daños al corazón y puede sustituir a la mantequilla en la alimentación.

Hidrogenación: La margarina se elabora a partir de este proceso, que inyecta hidrógeno a sus aceites para solidificarlos. Pero puede resultar peligroso para el organismo porque convierte estos aceites vegetales insaturados y sin colesterol en grasas saturadas o ‘trans’. Éstas tienen el mismo efecto negativo de las grasas animales saturadas de la mantequilla: elevan el colesterol malo y disminuyen el colesterol bueno en la sangre, y ocasionan efectos nocivos sobre el metabolismo, enfermedades cardiovasculares, obesidad y algunos cánceres. Desafortunadamente, aún la legislación no obliga a poner en las etiquetas nada respecto a este proceso químico al que se ha sometido la margarina y sus perjuicios a la salud.

Por lo visto, ni la margarina ni la mantequilla son una maravilla para la salud sobre todo si NO hay una dieta balanceada, ejercicio físico y calidad de vida. Sin embargo, algunas empresas han empezado a modificar sus margarinas, extrayéndoles la mayor cantidad posible de grasas hidrogenadas o ‘trans’, y han aparecido en el mercado nuevas margarinas menos dañinas tales como:

No hidrogenada: Significa que las margarinas casi no contiene grasas ‘trans’ porque se fabrica con aceites de palma y canola, que son sólidos en su estado natural, y así ya no requieren del proceso de hidrogenación para su consistencia sólida.

Con fitosteroles: A las margarinas se le añaden estas sustancias vegetales que reducen el nivel de colesterol en la sangre y la Asociación Americana del Corazón (AHA) las recomienda.

Líquida o suave: las margarinas líquidas o blandas, tiene menos grasa hidrogenada que la margarina sólida, la cual entre más dura es, más eleva el colesterol malo reduciendo el bueno.

CONSEJOS Y ALTERNATIVAS SALUDABLES

Lo ideal es cocinar con aceite de oliva, girasol o aceites sin refinar.

Para untar el pan podemos poner Tahín (puré de sésamo)

Untar el pan con tomate, ajo y aceite de oliva, añadir queso encima o lo que se prefiera. Esta delicia con grasa no pueden competir ni con la margarina ni con la mantequilla.

Si queremos una margarina, mejor elegir aquellas para untar ya que normalmente tienen menor contenido en aceites vegetales hidrogenados.

La mejor margarina evidentemente es la que nos asegura en la etiqueta que es NO hidrogenada y si es posible que además nos garantice que esos aceites no son refinados y se han cultivado ecológicamente (de cultivo biológico u orgánico)Para muchos según lo anterior, se puede decir que la margarina es más recomendable que la mantequilla, siempre y cuando a la hora de comprarla, lea bien la etiqueta y escoja la que tenga principalmente un contenido de grasas insaturadas y muestre como primer ingrediente el aceite vegetal líquido, que sea No hidrogenada, que contenga fitosteroles, o que sea líquida o blanda.

En realidad no importa tanto si se consume margarina o mantequilla, lo que sí afecta es la cantidad en que se ingieran, es mejor evitarlas en lo posible y usarlas en lo necesario. Cada quien elige de acuerdo a su ritmo de vida, sus gustos etc. Sin embargo si lo que se busca en una excelente salud en la sangre con niveles normales de colesterol, corazón saludable y una figura esbelta es mejor excluir ambas grasas de la alimentación o reducirlas al máximo posible combinándolas con ejercicios y buena salud mental.

Cabe aclarar que este texto no quiere desprestigiar ni alabar o prestigiar a la mantequilla ni a la margarina, simplemente mostrar información recolectada acerca de ambas y que el lector saque su propia conclusión.

Esperamos sea de ayuda.

Si quiere compartir más información respecto a la mantequilla y la margarina, acceda a nuestro foro al final de cada página o contáctenos.

Equipo Cocina fácil
www.cocinafacil.okidoki.com.co

Chocolates suizos disponibles Aquí

Utensilios de cocina disponibles Aquí

blog comments powered by Disqus