Inicio

Contáctenos

Envíenos su receta

Recetario completo

Búsqueda avanzada de recetas

Receta de la semana

Todos los ingredientes

Trucos y consejos

Diccionario gastronómico

Herramientas y utensilios

Salud y nutrición

Links relacionados

Intercambio de links

 




Visítenos también en:
google okut  hi5  Bebo  sonico 

Hongos

También llamadas setas, son un alimento ligero, rico en vitaminas del grupo B y minerales. Algunas de las especies más comunes en nuestros bosques son la senderuela, la colmenilla, el rebozuelo, el rebozuelo atrompetado, el boleto, el champiñón común o de parís. En Europa es ideal recolectar hongos en otoño y primavera, aunque hay especies que también proliferan en primavera, sin embargo es en otoño cuando se pueden encontrar las más exóticas y de sabores delicados. En España, Italia, Suiza y Francia se encuentran algunas especies exquisitas. Hay algunas setas venenosas que crecen en los bosques siendo muy tóxicas hasta llegar a ser mortales. Es por tanto, absolutamente imprescindible hacerlo con las mayores garantías. Hay numerosas campañas de difusión para buscadores de hongos (folletos, carteles y otros medios). Se recomienda ir con gente experta o recurrir a asociaciones micológicas para asegurarse que se recolectan sólo setas comestibles. También es útil consultar con habitantes del campo en cada zona. Ante la menor duda, mejor abstenerse. No es recomendable recoger setas en lugares próximos a las carreteras, industrias o vertederos donde se concentran sustancias tóxicas, tampoco tras lluvias fuertes, pues se pudren enseguida. Se deben cortar con una navaja para mantener intacto el micelo y puedan salir nuevas setas dejando algunos ejemplares para asegurar su reproducción. (No depredar todas de una vez, tampoco pisar ni destrozar las que se encuentren en el camino) ya que se debe pensar en el equilibrio del ecosistema donde los hongos (comestibles y venenosos) juegan un papel vital. Generalmente se deben poner dentro de una cesta de mimbre, eliminar la tierra adherida al hongo y colocarlo con el sombrero con las láminas hacia abajo para que no se manchen. No utilizar bolsas de plástico. En la cocina limpiarlas bien con un paño húmedo y airearlas en lugar fresco. Consumirlas pronto para disfrutar de su aroma y sabor. No es muy aconsejable comerlas crudas, mejor guisadas y con moderación. Si se notan molestias tras consumirlas, es muy importante que acuda al médico. Algunas especies venenosas empiezan a mostrar su toxicidad al cabo de varias horas y estas suelen las más venenosas. Recopilación de información: 3w-cocinafacil.okidoki.com.coLos siguientes ingredientes pertenecen a esta Categoría:
















blog comments powered by Disqus